miércoles, 31 de diciembre de 2008

40 años de YES


Bueno aquí les dejo una excelente noticia para los amantes del género progresivo pues una de las bandas más representativas de este estilo visitara tierras aztecas después de 5 años, me refiero a “YES” que festejando sus 40 años de trayectoria realiza una gira por en Hollywood, Houston, Dallas, Denver, Portland y entre ellos nuestro país.
Es así que tres de los integrantes representativos de esta agrupación, Steve Howe (guitarras), Chris Squire (bajo) y Alan White (batería), a quienes se suman Oliver Wakeman (teclados) y Benoit David (vocalista), se presentarán el jueves 5 de febrero en el Teatro Metropólitan. La preventa Banamex se realizará los días 18 y 19 de diciembre.
Y pues carnales preparen sus sentidos para poder disfrutar de esta banda con un toque exquisito de psicodelia y buena música.

A piece of... Coldplay



Coldplay dejó de ser una promesa, para convertirse en una triste realidad. Amén de sus discos Parachutes y A rush the Blood to the head, lo demás ha sido un camino indecente (y descendente)a la mediocridad. Esto es el inicio de un post más amplio que pronto les traeré sobre esta banda inglesa que dejó su imagen para cambiarla a quimera.

Les dejaré una rola, la mejor de Coldplay, que muy a pesar de cualquiera de Parachutes, es la joya que si yo fuera integrante de Coldplay, querría que me recordarán por ella. "Politik" es la canción, desprendida del disco de A rush the blood... Esta canción engloba la realidad del disco y el segundo paso seguro de la banda que es la ambición. Esta rola es ambiciosa, así como el disco, pues intenta comprimir un sub mundo, no uno pequeño y hermosamente horrible como el ok computer; no, sino uno propio con temas suaves, con amor placentero y ritmos sórdidos pero estimulantes. "Politik" es una gran canción, buena letra, música claro-oscura con un dejo de inquietud que nos sumerge en un sentimiento profundo y dócil, como si estuviéramos maravillados por el cantar de una repugnante sirena. Es la mejor canción de Coldplay y punto. Los dejo con el video. Perdonen el inicio pretencioso del video, en donde salen con poses intelectuales, pero les juro que está buena la canción.


http://es.youtube.com/watch?v=mliT6dFteRs


jueves, 25 de diciembre de 2008

¡Feliz melancolía a todos!


Diciembre es un extraño mes porque al tiempo que todo mundo te desea feliz navidad el fin de año nos pone melancólicos, memoriosos y en más de una ocasión hasta irritables. Dada esa extraña sensación de experimentar dos opuestos (como cuando hay frío pero también sol y uno se pone –inútilmente- al sol para contrarrestar el frío), quisiera hablar de una banda cuyo disco me llegó este 24 con precisión poética (no estaba planeado, ya saben que el correo puede arruinar la entrega de un regalo, como darle un nuevo sentido), de parte de mi amiga Elisa Corona.


En Elisa Corona Aguilar tengo a una suerte de gemela lejana, pues compartimos cuatro pasiones: el ensayo (su libro Amigo o enemigo es una delicia, se los juro, lo recibí ayer y hoy ya lo he terminado), la literatura infantil (escribió un maravilloso texto sobre Harry Potter y Willy Wonka para la antología El hacha puesta en la raíz, cuyo boleto de entrada me costó a mí ¡dos páginas!), 31 minutos y la música: Elisa es cantante y guitarrista de la banda Feliz Azul.


“El nombre”, explican en su myspace, “surgió de una pregunta simple con una respuesta complicada: si su música comienza a sonar melancólica, triste, a veces oscura, ¿cómo es que siempre están felices?” A lo que el grupo responde: “El nombre suena a una felicitación a medias, suena a carita feliz pero sin color amarillo, suena al color más trillado de los malos poemas pero con un timbre de ironía, suena como desearle a alguien ¡Feliz Melancolía!”


La banda está conformada por Maribel Rodríguez en la voz y piano, Elisa Corona, en la voz y guitarra, Pablo Portillo, en el bajo y Jorge Fernández en la batería.


¿A qué suenan? No lo sé, soy malo para dar referencias. Es como querer presentarles a un amigo diciéndoles: Vean cómo se parece a Jack Black. No obstante, la banda ha admitido: “Feliz Azul -nos han dicho- suena a Cranes, a Goldfrapp, a Fiona Apple. Pero les juramos: no fue culpa nuestra”.

Pero ¿por qué mejor no le echan una oída a “Waves in the sand”?




¿Buenos, no? Y tomando en cuenta que soy un “pirata sentimental”, me di a la tarea de subir los demás tracks al Rapidshare para que cualquiera pueda descargar la música de Feliz Azul, picando en este link.

Yo, ateo sentimental, en lugar de Feliz Navidad, les deseo Feliz melancolía.


miércoles, 24 de diciembre de 2008

Renee Olstead (por: Alejandra Sánchez)

Ahora les entrego un post escrito por una de las mujeres con buen gusto musical que conozco y que además gracias a la divina providencia (así lo diría uno de los personajes de Juan Rulfo) esta damita de quien les hablo es mi domadora (así lo diría Alex Lora). Ahora doy paso a una buena recomendación de Alejandra Sánchez. Jutizzzzz!


Para aquellos que disfrutan del jazz suave…

Ya que Will se animó a subir un post de música un poco más tranquila pues aquí estoy desde la cuenta del Killer, quiero recomendarles a Renee Olstead, una cantante de vocal jazz con un manejo de voz impresionante, resulta tranquilizadora y a la vez placentera, cuenta con apenas 19 años y ya ha grabados en total 5 albums de estudio, el primero “Stone Country” lo grabó en el 2000 pero no fue hasta el 2004 con su disco homónimo que logró darse a conocer más allá de los Estados Unidos, en éste disco se incluye un cover del clásico Summertime de Janis Joplin que te hace olvidar por completo la versión original, el album es una combinación de jazz y pop muy recomendable vale la pena que lo consigan, aunque si por ahora no tienen el dinero pueden obtenerlo aquí y si les gusta pues cómprenlo.

Se que también es actriz y ha aparecido en varios programas de televisión y películas, pero no puedo decirles si me agrada o no la manera en la que actúa porque… bueno no he visto ninguna de sus actuaciones… sin embargo les puedo asegurar que como cantante es excelente y tiene mucho talento.

Esperamos su nuevo disco Skylark el 27 de enero del próximo año, mientras tanto disfruten el estos videos, felices fiestas!


http://www.youtube.com/watch?v=liiSuSJVnLs
What a Wonderful World (en vivo con David Foster)



http://www.youtube.com/watch?v=_Hitp4VpE2g
A love that with last (en vivo)

Killer:yo puedo agregar que la nena se ve mamita.

(problema del link solucionado)

martes, 23 de diciembre de 2008

Las 3 edades del rock

1. Vejez

Cuando llegué al concierto de Austin TV, la mayoría de los asistentes pensaba que yo era un papá que había acudido a buscar a su hija emo. El policía de la entrada me trató de “usted” y ni siquiera osó poner sus manos sobre mis perneras. Con la barba sin afeitar y el cuello de la camisa asomándose por el abrigo, más bien parecía un profesor universitario de esos que incitan a sus alumnos a su primer porro. Pudo haber sido el peor día de mi vida, pero por fortuna no tuve mejor compañía que dos amigos de mi edad: Miguel parecía un guardabosques; Fernando, un precandidato que con desesperación busca una frente arrugada que besar.


Ni qué decir del golpe emocional que representó ver a un auditorio que apenas estaba naciendo en el mismo año en que yo descubrí a Guns N‘ Roses (y de paso, el heavy metal, y de paso toda la música hecha con guitarras eléctricas). Para el fan rockero como para el futbolista, la vida es otra al avizorarse la tercera década. Al ver a tanto adolescente brincando a ritmo de Austin hice mía la confesión de Juan Villoro: “Nunca fui más viejo que cuando tuve 30”.


Cada uno de mis amigos tuvo su propia epifanía de la crisis de la edad, sobre todo en el slam, cuyos 4 minutos nos cansaron como si acabáramos de correr los 400 de relevos. “No mames, por error le toqué los pechos a una chava”, dijo Omar. En su mirada se encendía el terror de quien puede ser en cualquier momento acusado de un abuso.


La convocatoria de Austin –un público hecho a base de Internet, principalmente y que vino contra todo pronóstico a escuchar un concierto instrumental de principio a fin- me hizo recordar las épocas en que los únicos grupos de rock que llegaban a la ciudad tenían cantantes que gruñían como manada de rottweilers (en esos tiempos ser rockero era escuchar bandas de nombres impronunciables y logotipos ilegibles). Los años pasaron y esos metaleros de cabelleras largas como el sargazo se habían vuelto baptistas o reporteros, y todo el tiempo me los topaba porque querían convertirme a la fe, o en el peor de los casos, hacerme preguntas para un sondeo. Pese a ello, a veces se dejaban aparecer en conciertos de cualquier tipo para revivir el éxtasis de un amplificador Marshall bien microfoneado.


“Ya somos unos viejos”, me abordó Sandro Sosa, uno de esos rockeros de antaño que ahora surcaba los 28 años y cuyo mayor logro había sido tocar el solo de “One” con una secadora de estilista. “Ve a estos niños, qué saben ellos de Zeppelin, de Sabbath, de aquel Sepultura de ‘Chaos A. D’” Lo miré no sin asombro: Sandro había logrado sonar a su papá -el ingeniero Sosa- cuando decía que la mejor selección había sido la del “Halcón” Peña.


Me concentré en lo que sucedía entre Austin y sus fans, enardecidos por la melodía, incapaces de seguir las piezas con la voz (esa forma a veces fácil de alimentar el furor). Me agradó no conocer ninguna de sus canciones: era experimentar el éxtasis de la primera vez.



2. Madurez

La mejor definición del concierto de Coda, que se dio una semana después del de Austin TV, la dio David, un ex compañero de la secundaria, a quien ni siquiera le gustaba el rock:


“Sólo vine porque de seguro voy a ver a toda la generación de los maristas”.


No se equivocó. Ahí estaban Menandro (que acostumbraba a tirar cubos de metal en los cubículos del baño, siempre y cuando éstos se encontraran ocupados), Quiñones (yo pensaba que aún estaba purgando una condena por robo violento) o Gordolobo (de quien recibí hace años unas fotos donde supuestamente salía borracho, desnudo y junto a un ex maestro, pero nunca quise abrir ese mail).


De dónde les surgió el gusto a todos por Coda nunca lo sabré. Yo conocía a la agrupación porque Waldo no dejaba de cantar “Sin ti no sé continuar” mientras te tiraba las tapas de hule de su mesabanco y porque Fernando hacía el característico cabeceo tembloroso de Chava cuando llegaba a la parte de “No sé si piensas en mí, como yo en ti, me haces tanta falta”.


Puedo apostar que la inmensa mayoría de los asistentes vio en Coda una oportunidad de recuperar el pasado de alguna forma. Era como ir con el sicoanalista a desenredar el subconsciente, a explicar los motivos por los cuales terminamos siendo lo que esa noche éramos. No se trataba de un grupo muy popular (el resto de mis amigos menores de 25 años apenas los conocían o los conocían por una canción: “Aún”) ni tampoco eran material de eruditos. Creo que por eso su presentación resultó exitosa: definían a mi generación. Es decir, le interesaba sólo a mi generación.


Por otro lado, no había mucho que desentrañar. Casi todo mi grupo de amigos acabó borracho, como solía pasar en las excursiones, pero verlos a todos tan parecidos a los que siempre quisieron ser (excepto Khalil que nunca pretendió pasar tres años de su vida fotocopiando facturas y credenciales de elector) me produjo un sentido de legitimación de la edad que no dejé de saltar toda la noche.


Después de la última canción (Coda repitió “Aún”, quizás para sentirse unánimamente acompañado), caí en cuenta que las había coreado casi todas. Eso me agradó: fue experimentar el éxtasis de quien descubre que puede recordar.


3. Adolescencia

La peor imagen del concierto de Alex Lora en la Plaza de la República, cuatro días después del de Coda, fue verlo besar a Chela Lora durante el interludio de “Triste canción”. Fue un contacto largo, insoportable, como un insomnio que entre más conciente eres de que quieres que acabe menos visos tiene de terminar.


Alex Lora es un rockero viejo que, como todos aquellos jubilados que te preceden en la fila del cajero, nos pide demasiadas consideraciones. Su música se ha deteriorado con el uso, incluso sus éxitos suenan mejor en disco que en vivo (un síntoma de que es tiempo para el retiro). Sin embargo, Lora es dueño de un puñado de himnos ineludibles que siguen impulsando a fans y no fans a llenar sus conciertos. Por eso no me puedo quejar: como en esos partidos mediocres de la Selección, no fui exclusivamente por El Tri, sino a escuchar a miles de gargantas acompañar al Tri.


Debido al amontonamiento sólo puedo llegar hasta el área del ingeniero de audio, donde un buen número de funcionarios públicos y gente que ronda los cuarenta ha buscado un oasis. El líder de la fracción parlamentaria del PAN salta con evidente entusiasmo hasta que se da cuenta de dónde está y finge que sus saltos son para buscar a un conocido entre la multitud. Por un momento, las personas de alrededor se olvidan de su edad. Un convergente pasa apoyado en su esposa y sus dos hijos, quienes miran con vergüenza el estado inconveniente de su padre, que hace con los dedos el signo de amor y paz a quien se deje. Cientos de personas trajeron a sus pequeños: fue una especie de iniciación a los territorios del rock and roll, o un viaje a la década en donde ellos no habían pensado en reproducirse. Era como decirles: este es el mundo que existía antes de que tú existieras.


Me veo -los veo- cantando “ADO”, “Santa Martha”, “Nunca digas que no”. La insistencia de los grupos de antro para tocar al Tri ha provocado que uno se desensibilice respecto a cómo debería sonar el Tri auténtico y Alex Lora y su banda tampoco han hecho mucho para marcar esa diferencia. No obstante, tengo pocas cosas que reclamar porque algo más allá de la ejecución y la interpretación define la música. Es como esas películas muy básicas que finalmente nos conmueven y no sabemos por qué. Como si algo traspasara las virtudes evidentes del arte y nos tocara, y por eso no podemos explicar por qué nos gustan. Creo que es una de las constancias de Lora: te sabes sus canciones porque dicen algo que las demás canciones ya dejaron de decir y no alcanzaste a escuchar en el resto de la música que marcó tu vida.


Me agradó el éxtasis de saberme todas las canciones y pedir a gritos muchas más de las que podía haber interpretado.


Lora no triunfó musicalmente sino biográficamente.

Por eso tuvo todas las de ganar.


(Foto de Austin TV, cortesía de El Chino y Orquídea)

Happy fuckin´Chistmas

¿Consideras el suicidio como una opción bien fundamentada antes que pensar en salir a realizar las compras navideñas entre un infinito mar de personas? ¿Odias las lucecitas de colores con esas tonadas repetitivas e hinchapelotas? ¿Te cae una diarrea verde pistache del coraje de sólo ver a los ridículos Reno-moviles? ¿La generosidad no te alcanza ni para darle un pinche peso al vago de la esquina para facilitarle su tepache? ¿Sientes más afinidad por Bush que por el regordete barbón de Santa? Pues manda al carajo tus calzones rojos con encaje y enfúndate en un taparrabos de cuero puro y prepárate a rockear que la nieve (o nuestro equivalente campechano - el polvo de las calles en construcción) no aminora el espíritu metalero.


¡Nanai! yo como las vírgenes de antaño me reservo exclusivamente para ocasiones muy especiales (para infringir la ley, claro está, ¡como ño!). Así que aquí les dejo al alcance de un click un buen soundtrack para no tener que dejar de azotar la greña:


We Wish You a Metal Christmas


Pásenla bien niños, y agradezcan a quién sea que le hayamos robado el link, qué al fin y al cabo es navidad...

Zombie Eaters les desea que el paso de la muerte les salga bien este año!!

Armstrong vs Sinatra



Yo sé lo que pretendía encontrar en el post por el título, si tomamos en cuenta la precaria necesidad que ofrece un post mío, devastación y burla de ambos maestros de la música, pero he de desilusionarlos un poco, ya que el siguiente post es dedicado a compartir un gusto enorme por la época navideña.

Los que me conocen saben que tengo una predilección melancólica para con las fechas navideñas y por eso los post con época decembrina. Ahora les traigo a los artistas y canciones imprescindibles para la navidad.

En cierta medida, ambos no pueden faltar, de hecho siempre están presentes en las películas y series cuando se acercan estas fechas. El primero, es aquel que alguna vez, un amigo me dijo: "A mí me gusta esa canción que canta un viejo con la voz roncosa, esa que dice What a wonderful world", y mi respuesta fue sencilla y clara "No seas pendejo, es Louis Armstrong". Esta canción encierra, a mi parecer, toda esa melancolía navideña.

Es una canción muy sonada, la más popular de Armstrong, y más con ese estilo roncón. Para aquellos que no lo conoscan, como mi amigo, Armstrong es un negrito, de lo más chingón que ha dado el Jazz y la música en general. Una eminencia. Aquí les dejo el video.


http://es.youtube.com/watch?v=vnRqYMTpXHc

El segundo caballero es otro que no puede faltar en lo que se acerca la navidad, y aunque sus temas sean más amorosos, la música y el sentimiento de cada canción es bienvenido junto al arbolito y los regalos. Frank Sinatra no puede faltar en mi reproductor mp3, y mucho menos en diciembre. Con este señor, me vuelvo casi un emo. La voz, los temás, la orquesta, todo es una excelente invitación a la reconfortación. Frank Sinatra es una de las voces más elegantes que se han escuchado. La siguiente canción es una de las más conocidas (qué canción de Frank Sinatra no es conocida). Una amiga (pondré su nombre porque al seguir poniendo "Amigo" lo haría menos creíble) Luz Lavia, me mencionó que le gustaba aquella canción que suena en la película "Lo que ellas quieren"(What women want)-Esa canción de Frank Sinatra que se escucha, cuando termina la película- Pues aquí les dejo (para ustedes y para mi amiga)I´ve Got you Under my Skin.


http://es.youtube.com/watch?v=X--QWXGjXfg

Ya que estamos en el intercambio de vergazos musicales, aquí les dejo otro tema que los adentrará a la buena música, y los llevará de la mano a la navidad, con todas esa luces en el centro, los Santa Claus de las casas y el friíto que se deja sentir en Campechito. Una cancionsota, de las últimas del maestro Armstrong. Les dejo este video, en donde la canción fue Soundtrack de James Bond 007, en la película On her majesty's secret service; y la canción es We have all the time in the world. Así que no demoren más y déjense ir:

http://es.youtube.com/watch?v=pJsPoI2w6-A

Ahora viene una canción que me hace papilla. Es Frank Sinatra con The way you look tonight (Qué horror, me sentí Gloria Calzada). Sin más preámbulos, los dejo con esta cancionzota:

http://es.youtube.com/watch?v=-iXyM6TCMIU


lunes, 22 de diciembre de 2008

Como no hacer un cover de: Pantera

Con este post doy inicio a una serie de recomendaciones para todos los que hacemos este blog y para quienes lo leen, bueno y si es posible también háganselo saber a sus conocidos. Al mismo tiempo quiero invitar a mis camaradas a hacer más aportaciones a esta etiqueta. Con ustedes:
COMO NO HACER UN COVER
En esta ocasión comenzamos con covers que le han hecho a la música de Pantera, aprovechando la reseña de cuatro leguas.

Amy Lee Wilson destrozando Cemetery Gates ante un publico... me ahorro palabras. El resultado: Una cancion EMO y mi desprecio. Si quiere que tus amigos se rian de ella entra aqui: http://www.youtube.com/watch?v=af_wqIiJQR4&feature=related

Madonna, la momia del pop... tengo que hacer énfasis en ¡POP! La rola agredida es New Lavel. Desgraciadamente no hay juticia para nuestros difuntitos. Si tambien quiere que tus camaradas lloren con este video envialos a http://www.youtube.com/watch?v=E5coRmYYAlY&feature=related o de preferencia envialos a esta pagina para que se infecten tantito xD
muy pronto tendremos algo de la musica de los 1980`s, de la buena y cortesía de Juan Manuel.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Cuatro lenguas: Cowboys From Hell

Con este disco iniciamos una nueva sección en la cual se pondrá bajo la perspectiva de diferentes puntos de vista un mismo tema (en este caso, el ya clásico, Cowboys From Hell de Pantera). Esperamos que lo disfruten.


Cowboys from Hell: Una metáfora de los 90´s

Expelido por Wilberth Herrera

Cowboys From hell, presentación más, presentación menos. Este disco representa no sólo un hito para la legendaria y sobria banda, Pantera, sino que contiene un valor más profundo e intrínseco en el rock de estos tiempos.

1990 es la fecha en que el disco sale a la venta. Para muchos (fans y críticos) es el bautizo real de la banda.

Los noventas en el rock fue un completo pandemónium, por un lado dio discos como la tumba de Metallica, el Black álbum; y discos los discos más populares de Guns n´ Roses, los Use Your illusions I y II; y por supuesto, el auge de la denominada época Grunge.

En esos años, la balanza se empezó a inclinar hacia la búsqueda de una austeridad en el rock, se adoraba la forma en que se presentaban los gruncheros, ya que no utilizaban las vestimentas estrafalarias del Glam ni del Hair rock. Esa “moda” se empezó a implementar en el rock, y se unió la búsqueda de algo más pesado en el rock. El grunge reunía los requisitos y todos se afiliaron al partido de los de Seattle.

Al parecer, el grunge era más duro, directo y natural que el propio stoner, trash y el Heavy metal.

Pero el mismo año, 1990, como si presagiaran aquella camada de tiempo que fue el grunge, Pantera saca Cowboys From hell, un disco muy diferente a lo que antes había incursionado la banda, dejando de lado el Hair y enfocándose en el groove metal, con tintes de trash. Cowboys consiguió dejar una columna fuerte entre las burbujas del grunge, para que cuando estas reventaran, nos quedara el vestigio de lo que sería el futuro del rock.

El sencillo del mismo nombre que la placa, significaba un rock clásico pero con un no sé qué que dejaba al escucha, con la cabeza adolorida. Era una respuesta más contundente y noble que la de cualquier otro grupo con ganas de amar el rock. Talvez eran las cuerdas hipnóticas de Dimmebag Darrel, o la voz pastosa y a veces aguda de Anselmo, o la energía que desprendía la batería Vinnie Paul, o el bajo con una vibración endemoniada de Rex, o quizá el futuro que nos golpeaba en el hombro con una sonrisa de satisfacción.

Cowboys from hell se convirtió en una canción jodidamente increíble, ya que nos parecía que tenía la guitarra más complicada del rock, y una energía incesante. Era un rock duro, mucho más duro que el pretendido Grunge. Pantera logró que los que habían comprado sus camisas de colores y cuadritos, los devolvieran, y alentó a los amantes del rock a usar bermudas de mezclilla y conservar las camisas con diablos y sin mangas.

Cementery Gates se convirtió en una canción de himno entre los fans de Pantera. Cantarla entre seguidores de la banda era como un saludo entre masones.

Este disco presentó mucho más que éxito y calidad, sino que se convirtió en bastión y respaldo de los rockers, ante la fragüata del grunge, y años más tarde, del denominado Nü Metal.

Si uno pone el disco de Cowboys From Hell y lo escucha, le parecerá un clásico, le parecerá puro e innovador. Eso, amigos míos, el sonido de la victoria, es el sonido de la verdadera música sin pretensiones.

Escupido por Killer Movimiento

Una de las bandas más influyentes para el género del Metal es sin duda Pantera y esta afirmación queda clara cuando se escucha Cowboys From Hell. Este disco es un cambio drástico en el trabajo que Pantera había realizado anteriormente navegando en el estilo Glam. La producción estuvo a cargo de Terry Date y realmente hizo un buen trabajo. Este material está lleno de riffs bien elaborados y sonidos bien ponchados preparados especialmente para que agites la puta cabeza y rechingues a tus jefes en casa. La voz de Phil Anselmo es definitivamente marco su estilo con si voz natural de aguardiente, ese tipo de voz que deben tener las maestras de primaria para tener quietecitos los alumnos, esa voz que mi viejo emitía cuando ya lo deje hasta la chingada.

Desde el principio el disco se anuncia, ¡qué manera de iniciar! Todo comienza con la canción que bautiza el disco: “Cowboys From Hell”, desde ahí la canción nos advierte que el disco no será nada común. Los coros de esta rola se pensaron para gritarlas con el puño en el aire, brincar como loco y perder la voz. Los solo del grandioso Dimebag Darrell (que en el cielo ahora hace su pacito de tarántula) son geniales, el sonido de la guitarra el claro e invita a continuar con la locura. La batería y el bajo para nada se quedan atrás. Rex hace gala de su dominio dejo y lo deja bien grabado en la rola mientras que Vinnie un desmán con las baquetas y hace una buena cátedra de remates y ritmos.

Otra rola a destacar en el disco es por supuesto “Cemetery Gates”. Esta pieza inicia como balada de guitarra y bajo acompañada de la voz de Anselmo. Luego de esto se puede escuchar una guitarra llorando y dando gritos para dar paso luego al desenfrene y los platillos de Vinnie. En esta canción la voz de Anselmo es agresiva y leve alcanzando tonos canijos lo cual en conjunto con el bajo, la batería y la guitarra la hacen versátil. Para finalizar la rola termina con lo que podría ser un duelo entre voz y guitarra, por supuesto la guitarra decapita a su adversaria.

Otra pista que a mis oídos resalta es “Domination”. Esta canción está plagada de agresividad, esa una canción para descargarse y despertar. Tiene solos chingones, realmente sobresalientes por la destreza que uno ajeno a su ejecución se puede imaginar es necesaria para realizarlos y luego caer en algo grave, grueso y pegajoso (sin alburear por favor) que induce a elevar el puño a su ritmo. La batería deja un buen ritmo y un camino perfecto para que el bajo de Rex se deje escuchar.

Las demás canciones del disco valen la pena, por eso es un disco influyente, por algo los mismos Pantera consideran este trabajo como su verdadero debut a pesar de precederles cuatro discos. Si te estás iniciando en materia de rock y te toca clases de Heavy Metal este es un material que no debes dejar a la deriva y que además te aseguro encabronará a tus viejos si lo pones en el carro o en tu cuarto, te lo aseguro, por lo menos ya le molesto un poquito a mi hermosa suegra. :)

Regurgitado por Hellsheep

Pantera … solo el nombre es símbolo de rudeza y elegancia es así como en mi humilde opinión podría citar a la banda que en mis inicios metaleros taladraba mi cerebro provocando una buena descarga de energía dejándome noqueado.

El disco cowboys from hell (sacado a la luz en 1990 bajo el sello de la warner) que en esta ocasión será puesto en la mira de zombie eaters , es un parteaguas en la carrera musical de Pantera ya que separa a la banda de la línea musical que hasta ese momento llevaba pues era un poco más a la onda glam.

En este disco ya contaban con la participación de unos de los front man mas emblemáticos Phil Anselmo que brindo a la banda una diversidad de matices vocales pasando desde lo gutural sin escalas a lo agudo, ni que decir de los demás pues aquellos riffs endemoniados y más ponchados que nunca del ahora fallecido Dimebag Darrell, sin olvidar claro la bataca arrolladora de Vinnie Paul o el bajo desquiciante de Rex Brown que en conjunto le dieron un toque característico a la banda que difícilmente pueda ser igualado en la línea del Thrash Metal convirtiendo en clásicos instantáneos rolas como Cowboys from hell, Cemetary gates, Domination y una de mis favoritas Primal concrete sledge.

El hambre de la pantera

Al chapo, por ponerme en el camino...

Vomitado por CassidyOnTheRocks

Se escurría un caluroso verano de hace ya una década y un par de años más, cuando tocó a mi puerta. Llegó disfrazado de disco compacto (artefacto alquímico que en aquél entonces me maravillaba y aún hoy pone en tela de juicio mi cordura) escoltado por otro par de su especie. Había viajado desde Mérida escondido de polizón en una mochila. Raymundo fue sacando los discos sin prisa, pero enseguida pude notar que aquél CD se empeñaba en quedar sobre los demás. El Chapo, (como acostumbrábamos a decirle a mi amigo por el tráfico de música) me dijo- material caliento, para que te mates solo.

Tomé el compacto y leí cuidadosamente -Pantera. Cowboys From Hell. Su piel mostraba a cuatro tipos sobrepuestos en la imagen de algún antiguo salón del viejo oeste. Se dejaba maniobrar en las manos como se dejan guiar los leones de circo; con esa mirada indómita que parece decir: pendejo, tu frágil cuello está demasiado cerca de mis dientes. Estoy aquí porque quiero...

El Chapo dijo - ese, maricón, es pa´que te vayas haciendo hombrecito y dejes de jugar muñecas con Aereosmith - pero yo sabía que era el ente dentro de su prisión plástica el que hablaba a través de los labios de mi amigo. Lo usaba como un títere para cumplir sus propios deseos. Porque su iglesia demanda siempre nuevos acólitos, más predicadores para dominar el mundo (y lo hizo fácilmente) o erosionar la tierra por capricho, que sé yo.

No había mucho que hacer en realidad. Tomé el disco tembloroso cual ratón acorralado, lo introduje en el reproductor y el mundo se volteó de pies a cabeza, toda coherencia en las formas desapareció; la caja de Pandora fue abierta y miles de oscuras criaturas revolotearon a mi alrededor. Un rato después por la sangre ya corrían prontos e infecciosos varios demonios cuyos nombres tengo grabados, "Shattered", "Domination", "Cowboys from Hell", "The Art OF Shredding" y por supuesto la monumental "Cementery Gates". Se apoderaron de cada célula y en las cavernas de mi cerebro retumbo una voz con fondo de bajo sobrecargado: Me perteneces. Por los siglos de los siglos...

Aún hoy cargo con las cicatrices de aquél día. El día en que la pantera me perforó el cráneo con sus densos colmillos.



PARA BAJAR EL DISCO PUSHA AQUÍ. ESTÄ A 320 Kb/s!! COMO DEBE SER

domingo, 14 de diciembre de 2008

Beside You In Time [HALO_22]

El 17 de mayo de 1965 nació Michael Trent Reznor, brujo culpable detrás de la magia de Nine Inch Nails. Este hombre que ha padecido algunas cosas cabronas como depresión, alcoholismo y una relación amorosa muy dependiente con la heroína. A pesar de todos sus problemas y después de repararse completito nos ha entregado muy buen material y ha contribuido en otras buenas producciones como en las de su discípulo Marilyn Manson.



Reznor, único miembro oficial de la banda (NIN), torturador de varios instrumentos hasta sus últimas consecuencias es también conocido por desafiar a las compañías discográficas acusándolas de explotar injustamente a los artistas e insultar a consumidores. Este tipo ha revolucionado (al mismo tiempo que Radiohead) la manera en la que la música actualmente debe llegar a su fin principal: el público.


Ahora les hago una muy buena recomendación respecto al amplio material de las obras realizadas por Trent Reznor. Se trata de “Nine Inch Nails: Beside You In Time” el HALO_22 para los que llevan la cuenta. Se trata de las grabaciones de la gira "Live: With Teeth" hecha en 2006 y editada en 2007 con cámaras de alta definición. Este material lo puedes conseguir en DVD ($85.00 pezones) o si eres rico también está en HDDVD y Blue-ray.


La lista de canciones es muy buena:

1. "Love Is Not Enough"

2. "You Know What You Are?"

3. "Terrible Lie"

4. "The Line Begins to Blur"

5. "March of the Pigs"

6. "Something I Can Never Have"

7. "Closer/The Only Time"

8. "Burn"

9. "Gave Up"

10. "Eraser"

11. "Right Where It Belongs"

12. "Beside You in Time"

13. "With Teeth"

14. "Wish"

15. "Only"

16. "The Big Come Down"

17. "Hurt"

18. "The Hand that Feeds"

19. "Head Like a Hole"

(los video estan muy pixeliados pero sirven como referencia)


Estos videos muestran el genio que es Reznor y su equipo para crear concierto utilizando efectos visuales que te dejaran con la boca abierta combinado con grandes ejecuciones instrumentales, un hospital psiquiátrico sobre el escenario y las excelentes canciones que se interpretan. El material extra es muy bueno. Incluye videos de ensayos de 2005 cuando preparaban la gira. Además hay video clips de sencillos y de otros conciertos. No podían faltar las fotografías tomadas en los conciertos y como se trata de material de calidad también trae una opción para que configures tu equipo de sonido y un ángulo de cámara adicional.


La lista del material adicional es esta:

NORTH AMERICAN SUMMER TOUR 2006

  • 01. somewhat damaged
  • 02. closer
  • 03. help me i am in hell
  • 04. non-entity
  • 05. only
  • - the hand that feeds music video
  • - only music video
  • - love is not enough live @ rehearsals 2005
  • - every day is exactly the same live @ rehearsals 2005
  • - the collector live @ rehearsals 2005
  • - image gallery.



Si eres fan de la música te recomiendo este DVD por ser económico y por su calidad (en DVD). No te quiero decir “tienes que tener esto”, mas seria bueno que lo tuvieras. Además, trae la opción de ponerle letras al concierto y así cantas como en kareokee :) .

domingo, 7 de diciembre de 2008

Los ratones britanicos

Y se hizo la mochada. El jueves 4 de diciembre de 2008 el famoso guitarrista virtuoso y peloncito Joe Satriani interpuso una demanda por plagio en contra de una bandada de bribones que se hacen llamar Coldplay. La canción plagiadora a la que se refiere el virtuoso (Joe satriani, para los despistados) es ni mas ni menos que el “hit” británico “Viva la vida” que ultrajó la rola “if I could fly” del Señor Satriani lanzada en 2004. El guitarrista explica en su demanda que la canción de Coldplay contiene mochadas muuuy claras y que hacen una bella referencia a su pieza musical.

Curiosamente esta demanda se estableció al día siguiente en que el grupo europeo fuera nominado en varias categorías para el “prestigioso premio” Grammy, especialmente a la “canción del año” precisamente por la rola a ser juzgada por la corte. Yo espero con todo mi corazón taquicardico de que la razón por la cual la demanda se haya realizado al día siguiente de las nominaciones sea por que Joe Satriani es partidario de los que pensamos que la venganza se sirve en un limpio y hermoso plato frío, hell yes!


Esta noticia la dio a conocer como primicia la cadena MTV, pero como yo no tengo televisor y solamente veo ese canal de aberraciones para disfrutar lo que se salva de la quema que es South Park y Ren & Stimpy pues no me enteré. Ahora falta saber qué decide la corte de Los Ángeles, California, ciudad en la que se interpuso la demanda, esto puede llevarse un buen tiempo por supuesto. Con el veredicto sabremos si a los Coldplay les termina yendo tan mal como a los The Verve al ser demandados por los Rolling Stones específicamente por su rolita éxito “Bittersweet Symphony” que de verdad terminó siendo una sinfonía agridulce al ganar la demanda los Rolling Stones y prácticamente adueñarse de la canción.

Juzguen ustedes las canciones con los siguientes videos, pero júzguenlas como si fueran Dios:

(El agravidado, al que le pasaron carreta: Joe Satriani con “If i Could Fly” http://www.youtube.com/watch?v=CMcjXo8ZuqE )


(Los que le hicieron gang bang a Satriani: Coldplay con “Viva la vida” http://www.youtube.com/watch?v=dvgZkm1xWPE )

jueves, 4 de diciembre de 2008

Axl, quiero mis quince...


Después de quince (¿necesito decir muy largos años?) de espera por fin ha salido a la luz el "esperadísimo" nuevo álbum de estudio de los Guns N´Roses. Entre miles de especulaciones acumuladas, retrasos apilados sobre retrasos y mitos montados sobre columnas de humo, nació Chinese Democracy y llegó la hora de preguntar si valió la pena. Crédito hay que darle, pues Axl Rose logró convertir a este disco en el más esperado de la historia, y en gran parte gracias a eso ahora está en el top de una gran cantidad de países alrededor del mundo. ¿Pero, en verdad este capricho del niño mimado del rock tiene algo bueno que ofrecer? La respuesta es, como deben ya saber si han escuchado el disco: No. Los Guns no están de vuelta; tampoco es que esperaba un regreso a las viejas glorias de antaño, no soy partidario de eso. Una banda debe seguir por el camino que la convicción y la exploración la lleve. Pero a lo que sí podemos anhelar es a un trabajo honesto, fresco y original, siga o no la misma linea de sus predecesores. Y este disco no creo que posea ninguno de los atributos antes mencionados, de hecho, casi se puede sentir como una tomadura de pelo.

Pero vamos, tampoco es que todo este tan mal. La encargada de abrir y darle el nombre el disco trae unos buenos riffs, y es acaso, lo más cercano al viejo sonido de la banda. A partir de aquí los fanáticos de hueso colorado ya no tendrán vuelta atrás. Shackler's Revenge es una de las canciones interesantes, sobre todo por la participación de Buckethead y su siempre extraña guitarra. El disco está repleto de sonidos e influencias industriales, que a mi parecer, quedan bastante anticuados sobre todo porque Axl se empeña en usar ese eterno tono a mítad entre el Hard Rock y la balada soft en todas sus composiciones. Y eso abunda en el disco; Street Of Dreams (si November Rain y Don´t Cry copularan algo así resultaría) o Catcher in the Rye son claros ejemplos de que aunque la receta sea la misma el resultado no siempre está garantizado. Mejor escuchar Sorry que aunque recurre a la misma fórmula se siente mucho más auntentica; obligado mencionar que Sebastian Bach hace acto de presencia en los coros (si alguién logra encontrarlo que me avise, porque no tengo ni puta idea de cual fue su aportación). Supongo que aún habrá un par de personas a las que les lata su corazoncito al escuchar los registros vocales del, alguna vez, vocalista más controversial de los noventas.

Continuar a la fuerza con un proyecto que de alma ya murió, no trae nada bueno, no señor. Mr Rose debió darle cristina sepultura a su banda y darse cuenta que las pistolas se quedaron sin pólvora y las rosas se secaron y no hay mucho que se pueda hacer para cambiar eso.

Tendrán que disculpar mi atrevimiento pero me permitiré hacerles una sugerencia: si después de escuchar el disco sienten ganas de pedir que les regresen estos quince años perdidos, mejor vayanse a escuchar Apetite for Destruction para recordar lo que era ser joven y novedoso o; pongan algún disco de Velvet Revolver para que lloren y se desahoguen a gusto por lo que nunca volverá..